Karlquiera


Lily Allen es la nueva cara de Chanel. Sí, así de dado vuelta está todo. Coco se retuerce en su tumba, de estar viva se ahorcaría con sus propias perlas o con las tiras de su famosa cartera 2,55.

La elección de esta "niñita" para cumplir menudo rol (encima emulando a la dulce Hepburn) me ha quitado todas las ganas de ahorrar euro tras euro para adquirir algun artículo de esta antes preciada firma. Si el objetivo era apuntar al público joven, tenía más asidero llamar a las gemelas Olsen que a esta inglesita tonta.

Se perdieron una futura clienta, lástima por ustedes...

4 comentarios:

Lisandro dijo...

Pero Lily se ha estado "afinando", al menos en su silueta, ¿no cuenta?. Ud. huye de esta pero sirve para otra batalla de consumo, for sure.

Brenda V dijo...

No cuenta para nada, ¡PARA NADA!
Jajajjaja, qué genial su revisión del dicho, ha estado de lo más ocurrente.

val dijo...

no
podría
estar
más
de
acuerdo
igual sigo ahorrando euro tras euro....
(firmé, mi primera vez (L))

Anónimo dijo...

otra clienta menos
Ana C.

Publicar un comentario

Mi foto
Unfiltered view from the eyes of a newrotic.